A la sombra y cuidado de la morera o el moral de Cerceda

A la sombra y cuidado de la morera o el moral de Cerceda
 \  A la sombra y cuidado de la morera o el moral de Cerceda
ALERTA AMARILLA COVID

Toda una veterana, no recuerda su edad, unos 200 años muestran las tramas, nudos y cicatrices de su madera, nos ha dado sombra durante muchos años, y hojas para los gusanos de seda de los más pequeños. Pero el tiempo no pasa en vano, y el paso de los años con sus veranos abrasadores e inviernos de heladas implacables habían provocado que su tronco se abriese como una fruta madura, resquebrajándose y originando una cavidad que exponía sus capas internas al ataque de microorganismos y hongos patógenos y parásitos, afectando gravemente al estado sanitario y mecánico del árbol.

El peso de las grandes ramas quería ahondar más esta cavidad, nuestra morera se abría como una gigantesca flor que inclinaba y separaba las ramas de su tronco, que amenazaban con rajarse alrededor de la cavidad agravando la enorme herida central que podía hacer sucumbir al gran árbol.

Se debía actuar con eficacia, se comenzó por colocar ”pilares” que afianzaron y apuntalaron las grandes ramas de la morera, imitando el desarrollo de raíces aéreas que ciertas especies vegetales desarrollan; como por ejemplo, un gran número de Ficus.

Se delimitó el terreno que proyectaba la sombra de su copa y se acotó al tránsito de vehículos y personas añadiéndose una capa de grava volcánica, así se anuló el pisoteo y compactación de las raíces.

Se instaló un tubo de drenaje en la parte baja de la cavidad para facilitar el desagüe del agua de lluvia que podía acumularse en ella para evitar pudriciones y podredumbres.

Se procedió a instalar un sistema de sustentación artificial por estabilizado de ramas mediante el cableado de las mismas para evitar que estas, con su continuo crecimiento, siguieran abriendo la herida y acabaran partiendo, se utilizaron cables de acero de alta resistencia y eslingas textiles muy anchas para evitar daños a las ramas y reforzar la sujeción. Se consiguió que la morera dejara de abrirse.

Así, la morera continuó creciendo vigorosa, por lo que, tal y como se había realizado en otras ocasiones, para mejorar las condiciones de crecimiento, de desarrollo y también su vitalidad, se ha realizado por empresa especializada, una poda de mantenimiento el 22 de febrero de 2021, eliminando las ramas superfluas y las que presentaban en estado vegetativo manifiestamente decadente. Se ha podado una sola rama grande, con forma de arpa e inclinada horizontalmente que presentaba un alto riesgo de rotura, dada la imposibilidad de mantenerla en equilibrio.

Se ha aplicado pasta cicatrizante para sellar la gran herida central y evitar pudriciones, y la entrada de hongos y microorganismos.

Se han realizado canales de drenaje en el alcorque para favorecer la aireación e infiltración del agua, introduciendo bolas de perlita que, incorporadas al sustrato, contribuyen asimismo a una buena aireación y absorción de grandes cantidades de agua.

Los trabajos han sido realizados por la empresa Grupema S.L. con un coste total de 1.149,50 € IVA incluido.

La morera es un árbol exótico procedente de Asia y tolerante a la contaminación urbana. Puede vivir hasta 150 años. Su madera se utiliza en carretería, ebanistería y en la fabricación de pequeñas piezas, como mangos de herramientas. De su corteza se elaboró el primer papel moneda fabricado en China en la época de Marco Polo. Los griegos teñían con sus moras el vino de púrpura. Los romanos rociaban con jugo de moras las trompas de sus elefantes de combate a modo de sangre, pensando que se sentirían más fieros. Plinio lo consideraba un “árbol sabio” ya que sus yemas son tardías y así no sufren las heladas.

Seguimos y seguiremos trabajando para mantener nuestros árboles, para poder disfrutarlos, conservarlos y cuidarlos entre nosotros, nuestras familias y amigos, y para las generaciones futuras que vendrán.

Ayuntamiento de El Boalo, Cerceda y Mataelpino.
Plaza de la Constitución, 1. 28413.
El Boalo. Madrid.
Tlf: 91 855 90 25 / Fax: 91 855 90 38
© 2016 Ayuntamiento de El Boalo, Cerceda y Mataelpino.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies