Campaña municipal contra la Procesionaria del pino

Campaña municipal contra la Procesionaria del pino
 \  Noticias municipales  \  Campaña municipal contra la Procesionaria del pino

Campaña municipal contra la Procesionaria del pino

CAMPAÑA MUNICIPAL DE TRATAMIENTOS BIOLÓGICOS CONTRA LA PROCESIONARIA DEL PINO.
INSCRIPCIÓN DEL 14 DE SEPTIEMBRE Al 15 DE OCTUBRE.

Para participar en la campaña debes acudir al ayuntamiento de El Boalo o a los edificios administrativos de Cerceda o Mataelpino, solicitar y rellenar la ficha de inscripción y
enviarla junto con el justificante de pago a fumigacion@inti.es

Distribución geográfica
La procesionaria del pino es la plaga más importante de los pinares mediterráneos. El mayor peligro que origina la procesionaria del pino es el ocasionado por las peligrosas
urticaciones que puede causar a las personas y animales domésticos. Siendo por tanto en muchas zonas un problema de salud pública.
En verano aparecen las mariposas de procesionarias del pino; se aparean y la hembra pone los huevos en las acículas de los árboles (así se llaman las hojas de las coníferas).
Las orugas nacen a los 30 ó 40 días de la puesta, es decir, entre mediados de septiembre y mediados de octubre.
Las orugas construyen nidos o bolsones de seda que les sirven de refugio para pasar los fríos del invierno.
Cuando llega la primavera, o finalizando el invierno (desde febrero a primeros de abril), las orugas descienden en fila al suelo, de ahí el nombre de procesionaria; se entierran y
forman la crisálida dentro de un capullo. De las crisálidas surgen en verano las mariposas que se aparearán dando comienzo a un nuevo ciclo.

Ciclo biológico y actuaciones
El ayuntamiento de El Boalo ha adoptado una serie de medidas para controlar la población existente de procesionaria en el municipio y poder evitar así los problemas que esta plaga genera.
Las medidas tomadas van encaminadas a controlar las diferentes etapas del desarrollo de
este insecto para disminuir en gran medida los niveles poblacionales de esta plaga.
Para evitar en lo posible la difusión de esta plaga, es necesaria la participación de los vecinos de forma activa en estas campañas, bien colocando trampas biológicas de
captura en el verano, o aplicando otros métodos también efectivos según la época como la fumigación o la endoterapia en los pinos.

Fumigación con Bacillus thuringiensis
Es un insecticida biológico. Se mezcla con agua y se aplica pulverizando con mochila, cañón o en tratamientos aéreos en Ultra Bajo Volumen (ULV). Está admitido en agricultura ecológica por no tener incidencia negativa en el medio ambiente. Las orugas al comer acículas impregnadas con el producto, mueren. Su aplicación debe hacerse en el momento adecuado, concretamente en los tres primeros
estadios larvarios, cuando son pequeñitas, durante el inicio del otoño (septiembre-noviembre).

Trampas con feromonas
Otro método de control consiste en instalar trampas que llevan en su interior una pequeña cantidad de feromonas sexuales que atraen a los machos y éstos quedan atrapados. De este modo, no se producirá la fecundación de las hembras. El método está concebido para aplicarlo a pinares con niveles de infestación bajos. Las feromonas son un complemento ideal a la fumigación. Las trampas se cuelgan en las ramas. Se colocan al comienzo del periodo de vuelo, en verano. A título orientativo, las poblaciones más precoces, que corresponden a
localidades frías, empiezan a volar a mediados de junio, y las más tardías, en septiembre.

Barreras físicas
Instalar a cierta altura del tronco (1,5 m o más) un cono con plástico semirrígido alrededor del tronco. Esto les interrumpe el descenso e impide que las orugas se entierren en el
suelo. Acabarían muriendo de inanición en su interior. Es conveniente hacer unas pequeñas perforaciones en la parte baja del plástico para la evacuación del agua de lluvia
que pudiera acumularse en su interior.

Endoterapia
Este sistema se basa en la inyección de biocidas directamente al árbol enfermo, utilizando sistemas de baja presión para introducir estos productos en el sistema vascular de la planta y así distribuirlo de forma homogénea. La endoterapia se puede utilizar tanto de manera preventiva como incluso tratamiento curativo para cualquier tipo de ataque por insectos al arbolado.

Fomentar y proteger a las aves insectívoras
Los depredadores más efectivos de la procesionaria del pino son los carboneros, los herrerillos, y las abubillas, aves insectívoras especialmente consumidoras de estas
orugas. Con una caja de nidificación y alimento se pueden tener aves en el jardín y criarán. Las orugas de procesionaria del pino también son atacadas por urracas, cuervos,
hormigas, cigarras, avispas y diversos parásitos (algunos dípteros e himenópteros).

Daños y recomendaciones
1. Pérdida de acículas.
Las orugas se alimentan en invierno de las acículas de pinos y cedros, provocando que éstas se sequen y caigan. El daño más importante lo hacen desde el final del invierno hasta mitad de primavera, cuando las orugas son más grandes y voraces. La defoliación rara vez produce la muerte de los pinos, pero los debilita en gran medida, facilitando el ataque posterior de otras plagas. Los pinos pequeños sí se pueden secar. En jardines, perjudica el aspecto estético.
2. Urticarias y alergias
Otro daño importante son las urticarias y alergias en personas y animales domésticos. Las orugas están recubiertas por unos pelillos urticantes que se dispersan y flotan en el
aire, produciendo irritación en piel, ojos y nariz. Hay que vigilar que los niños no toquen a las orugas.
En animales domésticos, por ejemplo, animales curiosos como los cachorros de perro (los gatos son más cautos), son peligrosas las orugas de la procesionaria del pino al chupar o
tocar esta hilera en movimiento o a través de un nido que se haya caído, ya que contiene pelos urticantes. Síntomas: inflamación de labios, boca y cabeza en general. El animal
intenta rascarse, babeando exageradamente. Acudir al veterinario urgentemente.

Algunas recomendaciones para extremar las medidas contra esta plaga:
•Los tratamientos deben realizarse anualmente, aunque no vea los bolsones
•Este insecto es perjudicial, no solo para el árbol, sino también para las personas y animales domésticos
•Los tratamientos deben realizarse principalmente en pinos (los cedros también pueden verse afectados).
•Los tratamientos deben realizarse en los primeros estadios de la oruga con productos específicos
•Evitar frotarse los ojos durante el desplazamiento por las zonas infectadas, y después de estar en las mismas.
•No toque ni manipule las orugas para evitar reacciones alérgicas .
•Extreme las medidas de seguridad en la corta y quema de bolsones.
•Acuda a un servicio médico si padece un caso grave de reacción alérgica.
•No pasear bajo ni cerca de los arboles afectados.
•Mantener los animales domésticos alejados de árboles infectados
Para más información puedes llamar al 916637920 ext.109

Ayuntamiento de El Boalo, Cerceda y Mataelpino.
Plaza de la Constitución, 1. 28413.
El Boalo. Madrid.
Tlf: 91 855 90 25 / Fax: 91 855 90 38
© 2016 Ayuntamiento de El Boalo, Cerceda y Mataelpino.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies